fbpx
Seleccionar página

Desde hace un par de semanas, cuento en mi clìnica, AZERO Laclinic, de un revolucionario láser portátil para atenuar/ dismular las cicatrices. Muchos de mis pacientes siguen a rajatabla mis indicaciones tras una intervención, pero a veces la propia genética no ayuda  (no todos los tipos de piel tienen el mismo proceso), por lo que las cicatrices no se terminan de atenuar, incomodándolos. De hecho, muchos no se atreven a dar el paso por ese temor: a que se queden marcas.

Y aquí es donde entra UrgoTouch. Es un método indoloro, que solo necesita una sesión, al actuar directamente en el proceso de cicatrización. Y como uno de los elementos más importantes para mí es la seguridad de mis pacientes, tuve en cuenta en la elección que cuenta con la tecnología Scar Control System, procurando ser un procedimiento seguro.

La clave está en cómo estimula el proceso de cicatrización, a través del calor que genera el disparo de láser; tanto es así que la reacción inflamatoria se modula, favoreciendo la organización de las fibras de colágeno, clave en la primera fase de la cicatrización, justo cuando se realiza la incisión, ya que el láser de utiliza durante la propia intervención, en quirófano, en una sola sesión.

Así, durante el postoperatorio, la cicatriz tendré un tono similar a la piel de alrededor, evitando bultos o cordones fibrosos, siendo esta casi invisible. 

¿A qué tipo de pacientes puedo aplicarles UrgoTouch? Como ya comenté, se realizar en una sesión, durante la propia intervención quirúrgica, por lo que es apta para todos mis pacientes. No obstante, pese a lo avanzado de esta tecnología, deben respetar una serie de pautas para conseguir el mejor resultado: el no moverse de más las primera semanas (para no tensar la piel de más); mantener la piel seca y su posterior hidratación diaria. De igual manera, si siempre sugiero protección solar, aún más con este tratamiento (+50).

Pide tu cita en mi clínica para valorar tu caso y sugerirte este u otro tratamiento. Te espero en consulta.